El Comité sobre el Ejercicio No Autorizado del Derecho de la Corte Suprema de Arkansas dio a conocer recientemente una nueva pagina en el sitio web del Poder Judicial de Arkansas.

El juez Robin Wynne es el enlace de la Corte Suprema con el Comité de la UPL. "El Comité toma muy en serio sus responsabilidades y el nuevo sitio web brindará al público la oportunidad de conocer el Comité y todo lo que hace", dijo el juez Wynne.

“El deber del Comité de la UPL es proteger al público del daño que a menudo causa la práctica no autorizada de la abogacía”, dijo Charlene Fleetwood, abogada de la Oficina de Conducta Profesional que integra el comité y maneja las investigaciones de quejas junto con la asistente legal Alli. Mack. “Además”, dijo, “el Comité de la UPL tiene la responsabilidad de decidir si una persona u organización se dedica a la práctica no autorizada de la abogacía cuando se presenta una denuncia”. Señaló que se reciben quejas de personas perjudicadas por la práctica no autorizada de la abogacía, así como de jueces, el Fiscal General de Arkansas, el Departamento de Seguros de Arkansas, abogados y otras personas que se enteran de conductas cuestionables por parte de personas que no son abogados. El comité, que está compuesto por abogados y no abogados designados por el Tribunal Supremo, aborda unas 30 denuncias al año. Las respuestas del comité van desde una carta de advertencia hasta una orden judicial. "Las acciones recientes del comité están disponibles para su revisión en la nueva página web", dijo Fleetwood.

La página web incluye un formulario de queja, respuestas a preguntas frecuentes y un resumen de las decisiones de la UPL que se pueden utilizar para evaluar si una conducta es una práctica no autorizada de la ley. Se están preparando traducciones al español y marshalés del formulario de queja y las respuestas a las preguntas frecuentes y se agregarán a la página web en un futuro próximo.

Phillip Stone, presidente del Comité de la UPL, destacó la conexión entre el acceso a la justicia y el ejercicio no autorizado de la abogacía. “Con mucha frecuencia, los abogados no están disponibles en un área o las personas con necesidades legales no pueden pagar un abogado. Para resolver sus problemas legales, pueden recurrir a una persona que no es un abogado y que se dedica a la práctica no autorizada de la abogacía y que les cobra por proporcionar un documento defectuoso o por dar un asesoramiento incorrecto. Abordar la práctica no autorizada de la abogacía es una cara de la moneda de la necesidad legal; el acceso significativo a la justicia a través de abogados pro bono es la otra. La página web de la UPL tiene enlaces a proveedores de servicios legales disponibles y estamos agradecidos de que Arkansas Access to Justice haya correspondido al publicar los recursos de la UPL de la Corte Suprema”.